Al entorno del Valencia se nos va a hacer muy largo este parón de dos semanas por los compromisos internacionales de selecciones. De entrada haremos mas drama del necesario con la clasificación, algo que no ha ayuda en nada, pero que oye, parece que nos encanta.

Repetir hasta la saciedad que estamos en descenso no nos da puntos, y tampoco nos baja en el mes de marzo, pero además de lo que hay, existe un relato que siempre va en paralelo y que tiene vida propia. Y eso es a lo que nos enfrentamos. Después está el análisis que seguro se hará de la plantilla, y las desafortunadas palabras de Corona, “es muy complicado mejorar lo que tenemos”, saldrán a la palestra.

Para atizar al dueño y a su director deportivo, pero afectando, por más que se pretenda otra cosa, a los jugadores. Y luego está Meriton y los satélites de Meriton, que tienen la habilidad de meterse en charcos como si no costara y de una manera espantosa. De momento tenemos de nuevo al Príncipe de Johor se nuevo por ahí, sacando fotos en redes sociales con Kiat Lim, y al que no vemos es a su padre.

También hecho de menos una mayor presencia pública de la presienta, porque el apoyo a ese nivel es básico, aunque también tengo claro que se le terminaría volviendo en contra por todo. Por hacerse largo es que hasta jugamos en lunes contra el Rayo, que ya parece como una broma macabra del destino. Una más.

 



Source link